¿Cómo ayuda el ácido hialurónico para el envejecimiento?

El ácido hialurónico es una molécula que ayuda a mantener con firmeza y flexibilidad nuestra piel.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es una molécula que está presente en nuestro cuerpo de manera natural, es funcional y brinda estructura a nuestros tejidos corporales. Éste también influye en la regeneración y mantenimiento constante del cuerpo. Además, posee características como biocompatibilidad, es decir, en caso se administrarse de manera exógena, generará una respuesta aceptable por el cuerpo, durante un tiempo y modo determinado.

El ácido hialurónico está directamente relacionado con aspectos de envejecimiento celular, principalmente en las células de la piel. A continuación, se expondrán diversos factores relacionados con el envejecimiento y la influencia del AH.

Aspectos que afectan nuestra piel

El envejecimiento que nuestra piel sufre con forme pasan los años, haciéndonos lucir una piel vieja y deteriorada, se deben a dos mecanismos distintos e independientes, que, serán los responsables del envejecimiento de nuestra piel de manera interna y externa.

Cuando la piel está joven, ésta conserva su elasticidad, flexibilidad y se mantiene en condiciones adecuadas para brindar protección y lucir bien, estas características surgen gracias a la alta capacidad para contener agua de la piel. Como mencionábamos con anterioridad, existen dos mecanismos, exterior e interior, mismos que tendrán efectos adversos para la piel.

 El primer mecanismo relacionado con los aspectos exteriores, es decir, aspectos que estarán en nuestro medio ambiente, se encuentran las radiaciones por los rayos UV, otorgándole a la piel un daño que se le conoce como efecto fotoenvejecimiento. El segundo mecanismo estará relacionado directamente con aspectos hormonales como la producción de estrógenos y progesterona, entre otras razones más. La relación que existe entre estos dos mecanismos serán diversas similitudes como la presencia de especies reactivas de oxígeno (ERO), estas van a derivar de un proceso químico en el que el oxígeno se va a usar para producir energía a partir de los carbohidratos. Las especies reactivas de oxígeno que estarán presentes en las células de la piel van a acumularse, de tal manera que dañarán las proteínas encargadas de sostener nuestra piel y causarán la muerte celular.

Funciones del ácido hialurónico

El ácido hialurónico presente en la piel representa el 50% del ácido hialurónico total que se encuentra en el cuerpo. Entre las diversas funciones del ácido hialurónico se encuentran las siguientes:

  • Hidratación: El mecanismo de hidratación de la piel es fundamental para mantener con vitalidad nuestra piel. Esto sucede debido a las características estructurales que brinda las moléculas del ácido hialurónico. Su capacidad de retener agua permite haya una fluidez constante de humectación en nuestra piel. Además de proporcionar esa salud en la piel, también tendrá aspectos beneficiosos como flexibilidad, suavidad y color luminoso.
  • Lubricación de articulaciones: El ácido hialurónico funge como un lubricante sumamente inteligente e importante, ya que, debido a sus características y su alta viscosidad, será ideal para lubricar las articulaciones que están en contacto con nuestros cartílagos.
  • Brinda marco para la formación de vasos sanguíneos
  • Estabilizador estructural de la piel

El ácido hialurónico y sus efectos sobre el envejecimiento de la piel

A medida que pasa el tiempo, y nuestra exposición con diversos factores de nuestro medio ambiente se vuelven prolongados, es inevitable que no se vean dañadas nuestras células del tejido de la piel. Sin embargo, existen fuentes que suplen de manera general el deterioro o la poca producción por nuestro propio cuerpo de ácido hialurónico. Tales suplementos pueden presentarse de manera oral, presentando beneficios notorios en caso de tener una edad considerable para la ingesta de la misma, a su vez, será crucial saber identificar cuáles serán aquellos suplementos o tratamientos de carácter tópico con ácido hialurónico que puedan beneficiarnos. Es importante recordar y hacer mención que, existen dosis específicas de administración para que este mecanismo suceda.

La epidermis es la capa superficial que recubre nuestro cuerpo, y es precisamente esta capa la que va a perder esa elasticidad y flexibilidad al momento de envejecer ya que perderá la principal molécula que es responsable de unir y retener el agua, provocando la pérdida de humedad de la piel.  

En conclusión

Mantener con vitalidad nuestra piel es una estrategia de suma importancia para nuestra salud en general, ya que, como lo hemos mencionado anteriormente, no solo te permitirá tener una barrera protectora adecuada y saludable, sino que, tendrás un aspecto que reflejará la vitalidad de tu organismo en general. Es por ello, tener presente la suplementación o tratamiento con ácido hialurónico en tu vida cotidiana te brindará un envejecimiento sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post