Los suplementos de luteína y zeaxantina: beneficios e importancia en la salud

La luteína y zeaxantina son carotenoides que actúan de manera sinérgica para brindar beneficios directos como antioxidantes, proteger a piel y la visión.

La luteína y zeaxantina son carotenoides generados por las frutas y verduras, son pigmentos que podemos apreciar o distinguir como color amarillo y rojizo. Se identifican uno de otro de acuerdo a sus aspectos estructurales en función de la disposición de sus átomos.

Estos dos pigmentos naturales son caracterizados por su gran potencial antioxidante, protección para la piel, entre otros. A pesar de su amplia gama de beneficios, estos dos pigmentos son más reconocidos por brindar protección y vitalidad ocular. A continuación, mencionaremos la función de estos dos carotenoides, como antioxidante, cuidado de la piel y la visión.

Potencial antioxidante de los suplementos de luteína y zeaxantina

            La luteína y zeaxantina tienen la capacidad de actuar en conjunto podrán promover e inhibir diversas moléculas que dañan regiones de nuestro organismo. El potencial antioxidante de estos carotenoides se encargará de proteger proteínas, grasas y el propio ADN de los factores que promueven el estrés oxidativo y la progresión del cáncer, cardiopatías, diabetes tipo II y el Alzheimer.

            Dentro de las funciones de estos dos carotenoides también se distingue su propiedad antioxidante para la reducción del riesgo de padecer enfermedades cardiacas por los efectos del colesterol “malo”, ese tipo de colesterol en alto nivel puede ocasionar una acumulación de colesterol en las arterias.

Protección para la piel

            Debido al crecimiento de investigación acerca de estos dos carotenoides, se han descubierto sus fuentes protectoras para la piel, actuando en conjunto. Sus efectos antioxidantes van de la mano con este potencial, estos permiten proteger a las células epiteliales de los rayos UV.

            Se realizó un estudio en 46 personas con sequedad en la piel leve y moderada, a este grupo se les administró 10 mg de luteína y 2 mg de zeaxantina, una vez ingerido de evaluaron los efectos sobre la piel y se demostró que estos mejoraron el tono de la piel, a comparación del grupo control que no consumió estos carotenoides.

Dicho lo anterior, se ha llegado a la conclusión, que sus propios efectos antioxidantes protectores del daño celular pueden tener sus efectos en procesos como el antienvejecimiento, retrasando su proceso y mejorando el tono de piel.

Protección ocular

            Los suplementos de luteína y zeaxantina son los únicos dos carotenoides que se obtienen a través de la dieta que se acumulan en la retina, específicamente en la región de la mácula, situada en la parte posterior del ojo. La mácula del ojo es aquella región encontrada en el centro de la retina, que permite tener la visión de los detalles y el movimiento. En su caso contrario, un déficit de estos nutrientes afectaría directamente el funcionamiento y papel de la región, teniendo como consecuencia la degeneración macular, provocando una pérdida de la visión.

            Estos carotenoides actúan, también, como un protector solar natural al absorber el exceso de energía lumínica. Algunas de las enfermedades que luteína y zeaxantina pueden tratar son:

– Degeneración macular relacionada con la edad (DMAE): El consumo de luteína y zeaxantina puede proteger contra la progresión de la DMAE hasta la ceguera.

– Cataratas: Las cataratas son manchas nubladas en la parte frontal del ojo. El consumo de alimentos ricos en luteína y zeaxantina puede ralentizar su formación.

– Retinopatía diabética: Se ha demostrado que la suplementación con luteína y zeaxantina reduce los marcadores de estrés oxidativo que dañan los ojos.

Suplementación de los carotenoides luteína y zeaxantina

            La suplementación de luteína y zeaxantina son ampliamente recomendados para la prevención de la pérdida de visión o las enfermedades oculares. Los niveles bajos de luteína y zeaxantina en los ojos se asocian a la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y a las cataratas, mientras que unos niveles más altos de estos carotenoides en la sangre se relacionan con una reducción del riesgo de DMAE de hasta el 57%.

Otras personas pueden beneficiarse de los suplementos de luteína y zeaxantina, ya que la ingesta dietética de carotenoides suele ser baja. Los suplementos de luteína y zeaxantina que ofrece Dr. Tao también pueden mejorar los demás antioxidantes presentes, lo que puede ofrecer una mayor protección contra los factores de estrés oxidativo, de manera no tan localizada.

            Es de suma importancia acudir a un médico especialista para comenzar una ingesta de luteína y zeaxantina como suplementación.

La luteína y la zeaxantina son dos importantes carotenoides caracterizados por su potencial antioxidante, protección para la piel y protección ocular.
Los suplementos de luteína y zeaxantina tienen potenciales antioxidantes, protegen a los ojos, etc.
Los suplementos de luteína y zeaxantina: beneficios e importancia en la salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deslizar arriba