Hongos medicinales para el cerebro: salud neuronal

Los hongos medicinales para el funcionamiento del cerebro

Los hongos son organismos eucariotas pertenecientes al quinto reino, no captan la luz solar para convertirla en energía química como lo hacen las plantas y son aeróbicos, es decir, necesitan del oxígeno para poder vivir.

La nutrición de los hongos deriva de fuentes de carbono orgánico, principalmente de materia vegetal y animal. Estos van a requerir de procesos enzimáticos que permitan la asimilación de las sustancias nutritivas o moléculas simples (sustancias formadas por un solo elemento químico).

Los hongos culinarios y medicinales, que pueden producirse comercialmente, se cultivan sobre residuos agrícolas, o materia seca vegetal como paja, astillas de madera y aserrín. Es crucial reconocer que los seres humanos desde la antigüedad han utilizado los hongos como alimento y/o como medicina. De los 2000 hongos comestibles estos se dividen en 30 géneros y 270 especies que se consideran ahora como agentes terapéuticos o preventivos para el bienestar humano.

Los hongos medicinales en la actualidad

Hoy en día, el creciente consumo de setas se puede atribuir no solo al agradable sabor y aroma de los hongos culinarios, sino también a la búsqueda actual de productos naturales, libres de pesticidas; alimentos como nutracéuticos o alimentos funcionales con alto contenido de vitaminas y proteínas, así como actividades bioactivas que incluyen actividades antioxidantes.

Los hongos culinarios pueden ser excelentes componentes en nuestra dieta diaria, porque son ricos en proteínas, fibras, carbohidratos, vitaminas y minerales. Mientras que, al mismo tiempo, los hongos son bajos en calorías y grasas, incluido el colesterol.

Los hongos medicinales para el cerebro se están desarrollando como nutracéuticos o nutracéuticos, esto quiere decir que son productos derivados de fuentes alimenticias que además del valor nutricional que tienen, estos pueden proporcionar un beneficio adicional para la salud. Además, la validación científica del conocimiento tradicional demuestra los muchos efectos positivos del consumo de hongos frescos o procesados en la salud humana. En palabras de Chang:

importancia cultural de los hongos medicinales para el cerebro

            A medida que aumenta el reconocimiento de los hongos como posibles alimentos o suplementos que pueden mejorar la salud y mejorar la calidad de vida, tal es el caso de los suplementos que ofrece Dr.Tao . Se comercializan numerosos productos con afirmaciones basadas en conocimientos por la relación cultural y/o ambiental entre los hongos y el humano a través del tiempo.

            En China, la medicina complementaria y alternativa está permitida como terapia para tratar las enfermedades que debilitan la vida. Los productos nutricionales de los hongos y sus alimentos funcionales se incluyen en el tratamiento del cáncer y otras enfermedades potencialmente mortales.

El cáncer es considerado una de las enfermedades que amenazan a los humanos, así como las neurodegenerativas, mismas que pueden ser muy traumáticas a medida que uno envejece. 

¿Qué efectos tiene Hericium erinaceus?

            Estudios proyectan que el oleaje de envejecimiento esperado sea de 80 a 90 millones de personas de 65 o más en 2050. Alrededor del 80% de la población entre la edad mencionada anteriormente, tendrá al menos una enfermedad crónica relacionada con la salud, entre ellas se encuentran el Alzheimer, así como las enfermedades degenerativas.

            El Alzheimer es reconocido principalmente como un trastorno del envejecimiento con pérdida de la función que hace referente a la falta de capacidad de obtener información del entorno e interpretarla y darle un significado.

Esta enfermedad se caracteriza por la muerte de neuronas en la región que se desarrolla en la fase embrionaria y se divide en más estructuras (prosencéfalo), el hipocampo encargado de la generación y recuperación de recuerdos y a la corteza cerebral, siendo una sustancia que cubre la superficie de los hemisferios cerebrales.

            En las enfermedades neurodegenerativas, una vez que se manifiestan los síntomas clínicos, solo será posible detener o retrasar un mayor proceso de degeneración. La estrategia consistirá en buscar agentes que reduzcan la velocidad y eviten un mayor daño a las células vitales involucradas.

¿Pueden ayudar los hongos medicinales para el cerebro cerebro y los nervios?

            La mayoría de los hongos medicinales para el cerebro se destacan por sus biomoléculas estructurales de reserva energética que llevan como nombre, polisacáridos. Estos, juegan un papel importante en la estimulación del sistema inmunológico y sus posibles aplicaciones en el tratamiento del cáncer.

Entre las actividades especiales, se informa que varios hongos, incluidos Sarcodon scabrosus, Ganoderma lucidum, Grifola frondosa y Hericium erinaceus, tienen actividades relacionadas con la salud del cerebro y los nervios.

Hericium erinaceus para la salud neuronal

Beneficios al consumir hongos medicinales para el cerebro como Hericium erinaceus (melena de león)

Es un hongo culinario que ha sido estudiado por sus propiedades para la salud neuronal. Los polisacáridos son biomoléculas que proporcionan, en general, características energéticas y estructurales de adhesión. Sin embargo, los polisacáridos de estos hongos al estar en un medio acuoso podrían inducir la diferenciación neuronal y promover la supervivencia neuronal.

Kawagishi y sus co-investigadores se han dedicado a la investigación de la composición química de los extractos. Estos extractos indujeron la expresión de factores que favorecen la supervivencia de las neuronas como son los factores de crecimiento nervioso (NGF) en los astrocitos.

A partir de extractos de los cuerpos fructíferos secos del hongo Hericium erinaceus se identificaron compuestos que disminuyen la muerte celular inducida por el estrés .Esto puede reducir el riesgo de muerte celular generada por enfermedades neurodegenerativas.

Los sujetos del grupo de H. erinaceus tomaron cuatro comprimidos de 250 mg que contenían un 96% de polvo seco. Las puntuaciones de la escala de función cognitiva aumentaron con la duración de la ingesta. Tampoco se encontraron efectos adversos.

Para que se aproveche en el organismo a partir de su ingesta es importante considerar que H. erinaceus podrá ser consumida de manera procesada y/o en suplementación.

El procesamiento de este afecta la actividad estimuladora de células nerviosas. Otro aspecto que puede afectar el beneficio de este son las condiciones de cultivo, éste es un hongo que prevalece principalmente en los climas templados.

Se observó que, aunque el hongo se cultive a temperaturas más altas, se conserva la propiedad única de este hongo. Se demostró que los extractos de los cuerpos fructíferos secados en un horno habían perdido su capacidad para estimular el crecimiento de neuritas (células nerviosas).

¿Puede este hongo ser entonces el secreto de la salud del cerebro?

Es importante realizar más estudios, especialmente sobre el mecanismo de acción a nivel bioquímico y molecular. Hasta el momento, no hay informes sobre la toxicidad debido al consumo a largo plazo del hongo. Además, varios estudios informados mostraron que este hongo tiene potencial para convertirse en un alimento funcional.

Las técnicas de procesamiento deben optimizarse para que se mantenga la máxima actividad para mejorar la salud de los nervios y posiblemente la regeneración nerviosa.

Es importante consultar antes de iniciar la ingesta de cualquier suplemento.

2 thoughts on “Hongos medicinales para el cerebro: salud neuronal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post