El aminoácido glicina antienvejecimiento y fuerza muscular

La ingesta de glicina y n-acetilcisteína como suplementación promueven la producción de glutatión para tratar el envejecimiento o senescencia celular.

El aminoácido glicina es caracterizado por sus efectos como neurotransmisor, sin embargo, con el paso del tiempo se han realizado más investigaciones sobre los efectos como suplementación frente a correlaciones relacionadas con el envejecimiento o senescencia celular.

A partir de un ensayo clínico realizado en humanos, dirigido por investigadores de “Baylor Collage of Medicine”, se observó que la ingesta de Glicina y N-acetilcisteína (GlyNAC) en conjunto, sirven como precursores del principal antioxidante celular llamado Glutatión, mismo que ayuda a protegernos de los radicales libres y peróxidos, así como la mejora de las deficiencias asociadas con la edad de personas mayores, induciendo una mayor fuerza y condición muscular, así como un sano envejecimiento.

Para evaluar la eficacia de este suplemento llamado GlyNAC se evaluó primeramente cuales serían los efectos tras su ingesta. El estudio se llevó a cabo en una temporalidad de 24 semanas en personas mayores.

Los resultados fueron evidentes, hubo mejoras en muchos defectos comunes como: deficiencia de glutatión, estrés oxidativo, disfunción mitocondrial, inflamación, resistencia a la insulina, disfunción endotélica, grasa corporal, fuerza muscular, toxicidad genómica, funciones cognitivas y falta de capacidad para ejercitarse.

El profesor Rajagopal Sekhar, asociado a la medicina en la sección de endocrinología, diabetes y metabolismo de Baylor sugirió que, el complemento de Glicina, N-acetilcisteína y glutatión serán los responsables de mejorar el envejecimiento saludable en los adultos mayores para alcanzar una mejora general del organismo mediante su ingesta. Es importante tener en cuenta que, será la glicina aquella que promueva el aumento de glutatión.

Desde hace 20 años, Sekhar y su equipo exponen a partir de sus estudios la relación entre el envejecimiento y las mitocondrias. Las mitocondrias son estructuras encontradas dentro de las células, mismas que se encargan de generar energía necesaria para respaldar las funciones celulares como el quemar la grasa corporal y el azúcar de los alimentos, entre otras funciones más, es por ello la salud mitocondrial es de vital importancia para la vida del ser humano y el correcto funcionamiento del cuerpo.

 Las mitocondrias se encuentran en contacto con diversos desechos, tales pueden ser los radicales libres, afectando a la célula, de manera que estas reacciones desnaturalizan proteínas rompiendo la membrana protectora celular, así como rompiendo los lípidos del organismo, las proteínas, incluso el ADN, corriendo el riesgo de padecer una carcinogénesis.

Para que estas moléculas no dañen nuestro organismo es importante tener la presencia de antioxidantes, tal es el caso de glutatión inducida por la presencia de la glicina, este realiza un trabajo indispensable para las mitocondrias, permitiendo que puedan protegerse de los efectos dañinos de las células.

¿Cómo ayuda la glicina para el envejecimiento?

En el laboratorio de Sekhar, él y sus colegas realizaron un estudio en adultos mayores, donde tomaron Glicina y N-acetilcisteína durante 24 semanas.

Se detuvo el tratamiento del consumo de la suplementación en las primeras doce semanas. Sekhar y sus colegas repitieron las mediciones en la mitad de las 12 semanas, después de las 24 semanas consumiendo GlyNAC, y nuevamente luego de parar el consumo por 12 semanas.

Los resultados obtenidos durante este lapso de experimentación concluyeron que, la suplementación de manera continua con glicina y N-acetilcisteína durante 24 semanas mejoró diversos efectos característicos del envejecimiento, tales como, mejoras en la disfunción mitocondrial, mejoras en la inflamación celular, resistencia a la insulina y daños en el material genético.

Cada una de los efectos mejorados mencionados anteriormente desencadenan grandes beneficios específicos, el principal es la corrección de la deficiencia de glutatión y estrés oxidativo, ya que serán aquellos procesos que darán pie a diversas correlaciones por senescencia celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post